tormenta

Instinto

Amo sería el único responsable de la soledad de su último suspiro, y solo Amo. Si era cierto que su hora postrera estaba cerca, no era suyo ni le atañía ese asunto.

Extremoduro revienta Zaragoza1

El perdedor

Yo no quería salir allí fuera por nada del mundo. Esa tarde hubiera dado toda mi fama y toda mi fortuna por regresar a mi casa. La hubiera entregado a cambo de dejarlo todo y volver a ser el tipo que antes fui…